El mundo ya vio la luz al final del túnel después de tres largos años de la pandemia de COVID-19, y la reapertura del turismo en China es prueba de ello.

Uno de los destinos que marca un hito en esta recuperación es China, un país con una rica historia, una cultura fascinante y paisajes impresionantes. Después de un largo período de restricciones de viaje, China está abriendo sus puertas al turismo internacional de nuevo.

Un Cierre Necesario

En el año 2020, China cerró sus fronteras al turismo internacional en un esfuerzo por contener la propagación del virus. Si bien fue una medida necesaria desde el punto de vista de la salud pública, tuvo un impacto significativo en la industria turística global. Monumentos emblemáticos como la Gran Muralla China, la Ciudad Prohibida y los Guerreros de Terracota quedaron temporalmente fuera del alcance de los viajeros internacionales.

La Reapertura de las Fronteras

A medida que avanzamos en el 2023, China ha dado un paso importante hacia la recuperación al reabrir sus fronteras al turismo. Desde el 15 de marzo, las embajadas chinas en todo el mundo han comenzado a emitir visas, incluyendo las visas turísticas. Además, las visas emitidas antes del 28 de marzo de 2020 que aún están dentro de su período de validez, son nuevamente admitidas para ingresar a China, lo que significa que aquellos que tuvieron que posponer sus planes de viaje pueden retomarlos.

Facilitando el Viaje

China también ha simplificado significativamente los procedimientos de entrada. Ya no se requiere una prueba de PCR ni pruebas de vacunación. En su lugar, se necesita un autotest de antígenos tomado 48 horas antes de la salida. Los resultados de este autotest se reportan a través de un formulario de declaración de salud que se puede acceder a través de la aplicación WeChat mini-programa de la Aduana de China o el sitio web oficial. Una vez completado, se emite un código QR que los viajeros deben guardar, ya que es posible que se les solicite al llegar a China.

Medidas de Seguridad

Aunque las restricciones se han aliviado, es importante tener en cuenta que las medidas de seguridad siguen vigentes. Si alguien da positivo por COVID-19 antes o durante su viaje a China, se recomienda posponer el viaje hasta obtener un resultado negativo. Los síntomas reportados en el formulario de declaración de salud pueden dar lugar a pruebas adicionales. En caso de dar positivo en China, se debe realizar una cuarentena en el lugar de alojamiento. En casos graves, se recomienda buscar atención médica.

Libertad de Movimiento

Una noticia alentadora para los viajeros es que China ha eliminado todas las restricciones de viaje doméstico, lo que permite la libre circulación dentro del país sin pruebas de COVID-19 ni códigos de salud. Esto significa que los turistas pueden explorar las diversas regiones de China con relativa facilidad.

Reapertura del Turismo en China

La reapertura del turismo en China después del COVID-19 es un motivo de celebración para los amantes de los viajes y para la industria turística en general. China, con su impresionante patrimonio cultural y natural, espera ansiosamente recibir a viajeros de todo el mundo. Sin embargo, es importante estar al tanto de las regulaciones y recomendaciones actuales, ya que la situación puede cambiar. Siempre es aconsejable consultar con la embajada o consulado chino local antes de planificar un viaje.

En un mundo que se recupera gradualmente, China brinda esperanza y la promesa de aventuras emocionantes una vez más.

Share This Story